Divertido bote decorativo y ¡sorpresa que os va a encantar!

September 7, 2017

¡Hola hola!


¡Ha llegado septiembre! y de su mano el reencuentro con los amigos, la vuelta al cole y... algo que estabais esperando.

¡Os desvelo la sorpresa que tengo preparada!

..... redoble de tambores...

la sorpresa que os comenté es un

fantástico,

maravilloso,

emocionante,

 fabuloso.... 
¡¡¡SORTEO DE UNA CAJA DE EXPERIENCIAS!!!

 

Caja de experiencias también conocida como cofre o caja regalo, permite a quién la recibe elegir una de entre un completo catálogo de actividades para disfrutar cuando lo estime oportuno.


Muy pronto publicaré como podéis apuntaros para conseguirla, tanto en redes sociales como vía mail, a los que estáis suscritos a la newsletter.

¡Qué nerviooos!


Mientras tanto os traigo un DIY, porque sabéis que nos gusta hacer cositas a mano y respetar el medio ambiente y así que si puede ser reutilizando o reciclando cosas que tenemos por casa mejor que mejor.

Hoy haremos un bonito y romántico frasco multiusos que podéis utilizar para guardar pequeñas cosas o como decoración.

 

¡Vamos allá!

 

Materiales:

-un bote vacío de cristal que tengáis por casa (de mermelada, conservas, etc)

-algún trozo de lazo, lana o cuerdita que tengáis por casa

 

He utilizado como tapa una de las que se utilizan para infusionar el té, que me gusta mucho pero uso poco y me parecía una buena manera de reutilizar y también he decorado la original del bote para daros ideas.

 

 

Estos son lo materiales que he utilizado pero podéis utilizar cualquier otro que os guste y ¡dejar volar vuestra imaginación!

 

Instrucciones:

Es super fácil:

Rodear con el lazo la boca del tarro para tapar las estrías de cierre y pegar el extremo.

Enroscar la cuerdita alrededor del bote en la base, fijando los extremos con pegamento.

 

 

También podéis adornarlo con alguna foto o dibujo que os guste.

(O con una tarjeta de visita de Mariposas en invierno como en la siguiente foto :) )

 

 

Para decorar la tapa del bote podéis utilizar un papel de magdalenas decorado que tengáis por casa o recortar de alguna revista una foto que os guste, en forma redonda tomando como referencia la tapa del bote.

 

 

Lo he rellenado con nubes de azúcar que además de estar muy ricas, son muy bonitas y coloridas.

Ponemos la tapa y ¡tachán!

 

Tenemos un bonito bote para decorar y conservar.

 

Espero que os guste y os animéis a reutilizar esas cosas que tenemos por casa y que pueden transformarse en objetos especiales y únicos.

 

¡Hasta pronto mariposas!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

La bilbaína que no da puntada sin hilo

1/5
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags